Colaterales

Colaterales, es un documental sobre la violencia de género ejercida en menores (niños huérfanos y asesinados). Mediante entrevistas a victimas, sus familiares y profesionales relacionados, se dará voz a los más pequeños, a esos pequeños, que un día decidieron arrebatarles la vida, o se les arrebató un pilar fundamental, su madre.

Titulo: Colaterales.
Tipo: Película documental.
Género: Drama.
Emisión: Cine.
Target: +16.
Registrado en: Propiedad intelectual.

Sinopsis larga:

Por cifras del ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad, durante 2017, han sido asesinadas un total de 43 mujeres víctimas de violencia de género, más de 900 desde el 2003.

Pero aún hay más detrás de este terrorismo contra la mujer, algo más cruel y más oscuro:

  • En 2017, 8 menores fueron asesinados, 28 desde 2010.
  • En 2017, 19 niños huérfanos, 185 desde que se aprobó la ley contra la violencia de género.

¿Qué estamos haciendo mal? Porque está claro que hay algo que no funciona bien.

Colaterales es un proyecto documental donde se pretende poner el foco mediático en esta lacra, que nos atrevemos a día de hoy a comparar con el terrorismo.

¿Qué es lo que no funciona para tener estas cifras?

¿Qué pasa con aquellos niños que se quedan huérfanos de mujeres asesinadas víctimas de violencia de género?

Cuando hay un asesinato de esta índole, las planas de los periódicos se llenan de la noticia, los telediarios, los minutos de silencio a las puertas de los ayuntamientos. Pero… ¿Y después?

¿Qué pasa después?

¡NADA!, después de todo eso, no pasa nada. La víctima pasa a ser un número más dentro de unas estadísticas tanto si es niño o mujer, y de los huérfanos ya no se acuerda nadie.

La justicia es lenta y a veces poco justa.

Colaterales nos muestra mediante testimonios de primera mano, casos reales de violencia de género, especialmente los de esos niños que se han quedado huérfanos y de esas madres que no tienen ya a sus hijos, porque un día la justicia les dio la espalda o simplemente no estuvo a la altura, y una vez convertidos en víctimas directas o colaterales, los escasos recursos que desde el estado y las entidades públicas, se destinan a este tipo de terrorismo que hacen de sus vidas, en muchos casos, unas vidas tristes y vacías.

Colaterales hace un repaso por esas vidas para poner la máxima concienciación, y ver si de alguna manera podemos poner nuestro granito de arena para cambiar las cosas.

Pero sobre todo lo hacemos porque detrás del número 1 que registra esa estadística, se encuentra Aramis, una niña de apenas un año de edad. Su padre decidió arrebatarle la vida tirándose al vacío con ella en brazos.

Detrás del número 2 y del 3, se encuentran Daniel de ocho años y Paula de cinco, eran hermanos y su padre los estranguló sin miramientos.

Detrás del 4, Markel de seis años de edad, asesinado a cuchilladas por su padre.

Detrás del 5, Carlos de once años, asesinado a palazos por su padre.

Detrás del 6, un bebé de ocho meses, asfixiado por su padre, para que no llorara mientras pegaba una brutal paliza a su madre.

Detrás del 7, Sharita de quince meses, asesinada a tiros por su padre.

Detrás de esos números había unas vidas, sueños y metas que cumplir, que ya no existen. De igual manera que todos los nombres de los huérfanos y los nombres que hay detrás de las 43 mujeres asesinadas en 2017.

Paula, Iván, Sonia, Mercedes… Y así, 19 nombres solo en 2017. 19 vidas truncadas, ya que tendrán que vivir sin su madre, incomprendidos por la justicia y por el desamparo político.

Vídeos: